Elige sabiamente: sandalias para tu tipo de cuerpo

Seguramente has escuchado que hay que vestir para tu tipo de cuerpo, suena bastante lógico, hay cuerpos de todas las formas posibles y no se puede resaltar sus atributos con un solo tipo de ropa.

Pero ¿Sabías que también para las sandalias hay que conocer tu tipo de cuerpo? Sin duda alguna es necesario para elegir las sandalias más favorecedoras para tu figura.

Desde luego lo primero que debes considerar es si los zapatos son cómodos, no puedes usar cualquier par que te recomienden si resulta que es muy incómodo para caminar, así que ese debe ser el primer factor que tomes en cuenta.

Lo segundo a considerar es tu estatura. Si eres alta, no te va a favorecer usar mucho tacón si es para el diario, prefiere tacones de máximo 3 cm de altura para que te estilicen sin aumentar tu altura de más.

Si eres bajita date vuelo con la altura del tacón de tus sandalias para eventos y ocasiones especiales, para el diario no se recomienda una altura de más de cinco centímetros pues puede ser dañino para tus rodillas.

Si eres de complexión delgada puedes usar todo tipo de sandalias, aquellas que tienen cintas y se amarran en los tobillos se ven muy bien.

Si eres de complexión robusta evita anudar tiras en tus tobillos pues pueden reducir tu figura o ensanchar tus tobillos.

Si tienes pie grande, digamos una talla mayor a 39, las sandalias con líneas horizontales te van a favorecer bastante, tu pie se verá más estrecho y pequeño.

Por el otro lado, si tienes un pie pequeño, de una talla menor a 37, las sandalias con los dedos o parte del pie al descubierto van a ayudar a que tus pies se vean más largos y proporcionados.

Las sandalias con muchas tiras que ajusten bien son ideales para pies delgados, estilo romano, están muy de moda y evitarán que te estés tropezando.

Las sandalias tipo botín son ideales si tu pie es grueso porque te recogerán el pie y no lo dejan al descubierto.

Elegir de forma correcta tus sandalias hará que resaltes en cada evento con elegancia y distinción.

No olvides además hacerte una pedicura para que tus pies se vean impecables.